La diabetes

POSTS RELACIONADOS

VER MÁS ARTÍCULOS »

Publicado el 15 de marzo de 2011


Warning: strrpos(): Offset is greater than the length of haystack string in /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/functions.php on line 256

La diabetes es una enfermedad que ha crecido mucho en las últimas décadas. Mal tratada, suele tener consecuencias graves para la salud. Pero cuando está bajo control se puede hacer una vida completamente normal. En esta nota le explicamos qué es la diabetes, cómo se trata y qué perspectivas existen de curarla defi­nitivamente en un futuro no muy lejano.

Que es la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo es incapaz de usar y almacenar apropiadamente la glucosa, lo que provoca su per­manencia en sangre en cantida­des superiores a las normales. La glucosa es un azúcar indis­pensable para la vida. Es un alimento que la sangre lleva a cada célula del cuerpo, al­go así como el combustible del organismo, es decir ener­gía pura. Pero para que la cé­lula pueda aprovechar la glu­cosa de la sangre necesita de una hormona: la insulina. La insulina se produce en el páncreas, más precisamente en los islotes de Langerhans.

Cuando existe una destrucción de estos islotes y falta insulina, aparece la diabetes mellitus. La diabetes altera, en su conjunto, el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas, situación extre­madamente grave cuando no está bien controlada. Pero siguiendo una dieta adecuada, pobre en azúcares y rica en otros nutrientes, practi­cando ejercicios en forma regu lar y tomando antidiabéticos orales o inyectándose insulina, el diabético puede seguir su ru­tina normal y su calidad de vi­da suele ser muy buena.

Una de las mejores herramientas para la prevención de la diabetes de tipo 2 es el cambio de hábitos en la alimentación y la práctica de ejercicios...

Cómo mantener la glucosa bajo control
La Asociación Americana de Diabetes recomienda para los diabéticos un menú que con­tenga: 55% de hidratos de carbono, 30% de grasas, 15% de proteínas.

Hidratos de carbono: de­ben ser, principalmente, no refinados -pastas, arroz, ce­reales, panes de harina in­tegral, verduras y frutas frescas-. Los diabéticos bien controlados pueden incluir en su dieta pequeñas cantida­des de azúcares y dulces.
Fibras: conviene consumir las solubles, contenidas en avena, salvado de avena, manzana, cí­tricos, legumbres se­cas, porotos, lente­jas, arvejas y papas. La ingesta de cereales integrales es muy bene­ficiosa para los diabéticos.
Grasas: Los especialistas reco­miendan en partes iguales gra­sas saturadas -lácteos grasos como la manteca o la grasa visible de las carnes-, monoinsaturadas como el aceite de oliva, y poliinsaturadas, como aceites vegetales y de pescado. El contenido de colesterol no debe superar los 300 miligramos dia­rios, equivalente a un vaso de le­che o un bife mediano.
Proteínas: Hay que moderar su ingesta, aunque los niños, las embarazadas y los ancianos pre­cisan un aporte importante de las mismas.

Cual es el origen de la diabetes

Etimológicamente la palabra “diabete” proviene del vocablo griego diabaínen y significa “atra­vesar”. Parece que así la bautizó un médico griego quien en el si­glo I estudió con atención esta dolencia. ¿Por qué atravesar, en­tonces? Pues porque esta enfermedad se caracteriza por un anormal paso de glucosa -deno­minada comúnmente azúcar- a través del riñon. Esto da origen a la glucosuria, presencia de glucosa en la orina, consecuencia de las altas concentraciones de azúcar en sangre.

Cuales son los síntomas de la diabetes

Cuando existe una deficiencia de insulina, la glucosa es inca­paz de entrar en las células del organismo y permanece en la sangre, elevando su nivel por encima de los límites normales. Al mismo tiempo, las células en las que no ha entrado la glucosa sufren la falta de su principal fuente de energía. Al carecer las células de su principal fuente de energía, el paciente se encuentra excesivamente cansado, con desproporcionada sensación de hambre (polifagia) y progresiva pérdida de peso. Por otra parte, la glucosa que se mantiene en exceso en sangre supera la capa­cidad del riñon para retenerla y se empieza a perder por orina, acompañada por una cantidad de agua excesiva, lo que provo­ca que el paciente orine más de lo normal (poliuria) y pierda un exceso de líquido, que le lleva a tener que beber agua en exceso (polidipsia). Cuando esta situa­ción se mantiene por mucho tiempo, sin corregirse mediante el suministro de insulina, puede aparecer un cuadro de cetosis y coma, en el que el paciente tie­ne un grave riesgo vital.

La importancia del ejercicio en la diabetes

El ejercicio físico es parte inte­gral del tratamiento de la diabe­tes. Además de las ventajas que
a corto plazo aporta su práctica (descenso de la glucemia y dis­minución de las necesidades de insulina) es beneficioso también a largo plazo sobre el metabolis­mo lipídico, tensión arterial y actividad cardíaca, es decir que disminuye el riesgo de sufrir ar­teriosclerosis.

Cura definitiva de la diabetes

Si bien aún la diabetes no es cu­rable, existen varias alternativas en investigación que podrían re­vertir el mal. Los científicos son muy optimistas, tanto que algu­nos aseguran que en menos de diez años esta severa dolencia crónica podría revertirse con éxito. Las alternativas que los investigadores barajan son:

1 . Trasplante de islotes: Los islo­tes se “cultivan”, preferentemente en el hígado -que es de acceso quirúrgico más directo que el páncreas- y al desarrollarse co­mienzan a segregar insulina.

2. Terapia génica de la diabe­tes: La terapia génica es una nueva manera de tratar las en­fermedades, basada en la modi­ficación de los genes de las per­sonas afectadas o de células im­plantables a los pacientes, para alcanzar la curación de una en­fermedad.

3. Modificar el sistema in­mune para evitar el rechazo de las células beta: existe la perspectiva de intervenir sobre la propia respuesta inmune res­ponsable de la destrucción de las células beta, para impedir el desarrollo de tal proceso destructivo y prevenir la enfer­medad.

4. Generación de células no-beta productoras de insulina: Se está trabajando para que los hepatocitos, células que for­man parte del hígado, se con­viertan en células productoras de insulina.

Categorías : Nutrición y recetas, Síntomas, Tratamientos

Etiquetas : Sin etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario

SITIOS RECOMENDADOS

Blog Relacionado
Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'String could not be parsed as XML' in /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/functions.php:29 Stack trace: #0 /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/functions.php(29): SimpleXMLElement->__construct('') #1 /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/footer.php(9): getTopArticlesFrom('http://www.bask...') #2 /home/planetad/public_html/wp-includes/template.php(572): require_once('/home/planetad/...') #3 /home/planetad/public_html/wp-includes/template.php(531): load_template('/home/planetad/...', true) #4 /home/planetad/public_html/wp-includes/general-template.php(84): locate_template(Array, true) #5 /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/single.php(41): get_footer() #6 /home/planetad/public_html/wp-includes/template-loader.php(75): include('/home/planetad/...') #7 /home/planetad/public_html/wp-blog-header.php(19): require_once('/home/planetad/...') #8 /home/planetad/public_h in /home/planetad/public_html/wp-content/themes/theme-clarinada-v3/functions.php on line 29